Amor Online o Fantasia...?

Este amor que comienza como comunicación tecleada puede resultar también un refugio, trabajándose este aspecto en tres acepciones de refugio. Sin embargo, juzgar las (im)pertinencias de los amores por sus formas de inicio digitales pareciera ser un enfoque intelectual soberbio al cual no resulta grato adscribirse.

Este enfoque deja de lado la novedad, las nuevas maneras de estar en el mundo globalizado. A través de la Red suele haber manifestaciones muy intensas, de fuerte compromiso emocional a pesar de la ausencia de contacto físico, a pesar de lo virtual.

El amor en pantalla permite la huída pero no pareciera diferir mucho de las relaciones que se establecen en los territorios de conquista como ser bares, pubs y discotecas.

A diferencia de tiempo atrás donde el amor fantaseado moría en la propia fantasía, a través de lo online es posible dar una vuelta más a la imaginación y encontrar dialogado de fantasías, paliar las soledades, dar inicio a infidelidades, lograr encuentro y por qué no amor también. El amor online o el simple flirteo puede romper la monotonía del matrimonio, de la rutina y abrir brechas que solo el tiempo determinará sus dimensiones.

El viejo y el niño

Mi piel envejecida, música en mi cabeza, encarnado en aquel viejo banco helado por el frío de la mañana. Lentamente, mis ojos recorren el patio de la primaria. Suena la campana y al instante se oyen los agitados pasos de los niños mientras acompañan sus risas e inquietudes, y en algunos casos, el completo silencio. Allí, al fondo del patio, la soledad subyace la inquietante tristeza de aquel niño, desesperanzado, acorralado en un mundo de desilusiones. Los ogros de la represión lo vuelven a atacar y en su mente siente escuchar “¡corre!”. Pero sus pies no responden. Cierro los ojos, y al abrirlos me percato de que soy ese niño. Enloquezco, corro desesperado hacia la puerta de salida pero está cerrada. Nadie nota mi presencia. Caigo al suelo sin resistencia, mis pies están duros y no puedo levantarme, sólo mover la cabeza. La volteo observando mi alrededor. Una voz me llama, ofreciendo su ayuda. Alzo la mirada y allí está el viejo con su piel envejecida, música en su cabeza, encarnado en ese viejo banco helado por el frío de la mañana. Dos almas, unidas por la estremecedora soledad.

Cómo duele todo

 

 

Como duele esperar el sí

Y que te den un no

Pensar con esperanza

Y que te den desilusión

 

Pasó hace apenas un par de horas

Hablé totalmente en serio

Lo tomaron como broma

Y me hicieron volver a la fantasía

Donde soy feliz y nada me sale mal

 

Cargo todo esto por una sola causa

Que se fuga pero ya aparecerá

Se extrañan las rosas de atrás

Que con su fragancia perfumaban la realidad

 

Aún viven de mi sangre los mismos

Que luego me tiran, no me dejan avanzar

Que con sus palabras llaman a los truenos

Para dar inicio al feroz vendaval

 

Como duelen las verdades a la orilla del río

Que te dan ganas de volver atrás

Hasta que te dan ilusiones

Que luego se transforman en desolación

 

Como duelen las explicaciones pendientes

Que no llegan nunca más

Como duelen las mentiras inventadas

Para frenar tanto golpe, tanta injustica

Como duele tener que inventar una fantasía

Para protegerse de la cruel verdad